Corbatico de Paria

Corbatico de Paria

Nombre científico: 

Arremon phygas

Autoridad taxonómica: 

Phylum: 

Clase: 

Orden: 

Familia: 

Género: 

Categoría: 

Criterio: 

B1ab(iii)

Nombres comunes: 

corbatico de Paria, corbatico del Turimiquire, corbatico oriental, cerquero de Berlepsch, Paria Brush-finch, Berlepsch’s Brush-finch.

Notas Taxonómicas: 

Los límites específicos del grupo de Arremon torquatus (antes Buarremon y Atlapetes) han sido controversiales durante años (Cadena y Cuervo 2010). La dificultad de establecerle en el grupo, a pesar de la existencia de marcada variación geográfica, ha sido la distribución alopátrica de casi todas estas formas (Remsen et al. 2013). (Ver nota en Arremon phaeopleurus). El taxón phygas (antes tratado como subespecie) recientemente ha sido elevado a nivel de especie (Cadena et al. 2010, Remsen et al. 2013, Jaramillo y Sharpe 2015). Con anterioridad fue denominado Atlapetes torquatus phygas (Phelps Jr. y Meyer de Schauensee 1994) o Buarremon torquatus phygas (Hilty 2003).

Descripción 

Ave pequeña, de unos 18-19 cm. Tiene corona, nuca y lados de la cabeza negros, una lista de la corona gris muy fragmentada y una pequeña ceja blanca solo en la parte posterior de la cabeza. Lomo y alas de un tono oliva y cola de un negruzco a pardo fusco. Abajo blanco, banda pectoral negra; lados del pecho gris, flancos y coberteras subcaudales gris oliva (Phelps Jr. y Meyer de Schauensee 1994, Hilty 2003, Restall et al. 2006).

Distribución 

Actualmente se considera como una especie endémica de Venezuela. Abarca la Cordillera de la Costa en Anzoátegui, Sucre y el norte de Monagas (Phelps Jr. y Meyer de Schauensee 1994, Hilty 2003). Los registros provienen de Quebrada Bonita y Cerro Peonía en la serranía de Turimiquire, Cerro Negro en la cordillera de Caripe, y Cerro Humo en la península de Paria (Phelps y Phelps 1950).

Situación 

Es una especie de distribución restringida a la región oriental de la Cordillera de la Costa. Ocupa un área limitada, que se estima en 14.668,03 km2, por lo que es susceptible a la pérdida de hábitat (Phelps y Phelps Jr. 1963). Se localiza en varios hábitats premontanos, incluyendo bosques húmedos y muy húmedos en las cordilleras, selvas pluviales y nubladas, y rastrojos entre 900 y 1800 m. Aunque se puede observar en orillas de selva e incluso matorrales, parece preferir el interior del bosque. Se ve en parejas o grupos pequeños; es arisca, inconspicua, busca su alimento en la maleza enredada, muy bajo entre despojos y hojarascas que hay en el suelo. Por los registros conocidos de esta especie, hay dos poblaciones separadas en la Cordillera de la Costa oriental, una en la serranía de Turimiquire y otra en la serranía de Paria (Phelps Jr. y Meyer de Schauensee 1994, Hilty 2003, Restall et al. 2006). En apariencia no es abundante; prefiere las orillas de los bosques y tiende a las partes más secas de los premontanos (Phelps Jr. y Meyer de Schauensee 1994, Stotz et al. 1996, Hilty 2003, Restall et al. 2006). En el ámbito internacional no ha sido evaluada (BirdLife International 2015), sin embargo, Jaramillo y Sharpe (2015) consideran que podría ser Vulnerable o estar hasta En Peligro.

Amenazas 

Las principales amenazas que enfrenta Arremon phygas están asociadas con la desaparición de los bosques. Los hábitats más amenazados para la especie se encuentran principalmente en la serranía de Turimiquire. La situación en la Cordillera de la Costa es particular en cuanto a la diversidad de las amenazas que enfrenta (Lentino et al. 2005, UICN 2012). Esta ave se puede encontrar amenazada por la destrucción de su hábitat debido a su transformación en tierras destinadas a la agricultura y la ganadería, lo que ha resultado en una fuerte degradación ambiental. Entre los cultivos de la zona destacan café, cacao, mango, cambur y cítricos. En el área también son frecuentes los incendios asociados a la agricultura (Rodríguez et al. 2010). La región Caripe-Paria se considera como una de las áreas más amenazadas y se le ha asignado prioridad crítica de conservación, debido a la alta diversidad de especies endémicas y de distribución restringida que alberga, a lo que hay que sumar la cantidad de amenazas ambientales existentes (Stattersfield et al. 1998).

Conservación 

La Cordillera de la Costa oriental es uno de los principales centros de endemismo de aves y plantas, por lo que figura entre las Áreas de Importancia para la Conservación de las Aves (Stattersfield et al. 1998, Lentino et al. 2005, Lentino y Esclasans 2010). La especie está protegida por los parques nacionales El Guácharo y Península de Paria que, de forma paradójica están fuertemente amenazados por el avance de la frontera agrícola (Sharpe 2001, Castillo y Salas 2005). Se requiere examinar la situación de estos parques para determinar la extensión y calidad del hábitat disponible para la especie, y así estimar su distribución, estatus poblacional y tolerancia a ambientes secundarios (Lentino et al. 2005, Lentino y Esclasans 2010).

Ilustrador: 

Autores: 

Miguel Lentino y Christopher J. Sharpe

Cita sugerida: 

Lentino, M. y Sharpe, C. J. (2015). Corbatico de Paria, Arremon phygas. En: J.P. Rodríguez, A. García-Rawlins y F. Rojas-Suárez (eds.) Libro Rojo de la Fauna Venezolana. Cuarta edición. Provita y Fundación Empresas Polar, Caracas, Venezuela. Recuperado de: animalesamenazados.provita.org.ve/content/corbatico-de-paria Vie, 26/05/2017 - 05:17

Creative Commons Licence

Ilustrador: 

  • Pigmalion's Workshop