Cucaracha ciega venezolana

Cucaracha ciega venezolana

Nombre científico: 

Paranocticola venezuelana

Autoridad taxonómica: 

Phylum: 

Clase: 

Orden: 

Familia: 

Género: 

Categoría: 

Criterio: 

D2

Nombres comunes: 

cucaracha ciega venezolana, Venezuelan blind cockroach.

Descripción 

El género Paranocticola posee solo dos especies, Paranocticola cubana, conocida en una cueva en la zona xerófita de la isla de Cuba, y Paranocticola venezuelana. Ambas son de hábitos exclusivamente cavernícolas, es decir, que no presentan ojos ni cromatóforos, y tienen patas muy estilizadas (Bonfils 1987, Decu et al. 1987a). La cucaracha venezolana es de mayor talla y ambos sexos tienen las alas posteriores vestigiales. De coloración general parda oscura, su cuerpo es aplanado, con antenas filiformes, ojos compuestos muy pequeños, patas largas, espinosas, y piezas bucales masticadoras. Es guanófaga-detritívora y por eso se le encuentra asociada a las acumulaciones de guano del murciélago vampiro Desmodus rotundus. Pertenece a la misma familia que Blatella germanica, conocida comúnmente como «chiripa», mientras que la común, Periplaneta americana, es miembro de la familia Blattidae (Decu et al. 1987b, Decu et al. 1994).

Distribución 

Paranocticola venezuelana es una especie endémica de nuestro país. Hasta ahora únicamente ha sido localizada en la Cueva del Tigre, en el Cerro La Pastora del estado Falcón (Decu et al. 1987a). Habita el interior de esta caverna en el suelo arcilloso lodoso de este ambiente terrestre subterráneo, a una temperatura promedio de 24 ºC y con una extremadamente alta humedad relativa del aire. Se trata de un género caribeño del que solo se conocen dos especies descritas, aunque es probable que exista una tercera que ha sido reportada en la isla La Española (República Dominicana y Haití).

Situación 

No se dispone de información acerca del tamaño de sus poblaciones. Parece que es relativamente común en su localidad típica, donde su situación actual también es desconocida. Se presume su estabilidad poblacional, pero llama la atención que la única localidad donde se ha detectado sea la Cueva del Tigre, que constituye una galería de apenas 220 m de longitud. No ha sido localizada en otras cavernas de la región, a pesar de haberse realizado esfuerzos intensivos con este objetivo. La especie no ha sido evaluada a nivel internacional (IUCN 2014).

Amenazas 

Hasta el momento se considera que su amenaza principal la constituye su restringida distribución natural, posiblemente limitada a la zona kárstica entre Mirimire y Morrocoy, en la región oriental del estado Falcón. La creciente intervención humana en el lugar puede influir de manera negativa en la estabilidad de sus poblaciones, ya que trae consigo un aumento en la perturbación de los hábitats frágiles y la contaminación del agua, lo que ocurre por la aplicación de biocidas como parte del manejo de la agricultura y por aguas provenientes de drenajes domésticos humanos.

Conservación 

No se ha desarrollado ninguna medida de preservación que proteja a la especie. Considerando que la información existente es insuficiente para conocer sus requerimientos ecológicos y biológicos, se recomiendan estudios adicionales que abarquen lo mencionado, para poder adelantar cualquier propuesta.

Ilustrador: 

Autores: 

Ángel L. Viloria

Cita sugerida: 

Viloria, A. L. (2015). Cucaracha ciega venezolana, Paranocticola venezuelana. En: J.P. Rodríguez, A. García-Rawlins y F. Rojas-Suárez (eds.) Libro Rojo de la Fauna Venezolana. Cuarta edición. Provita y Fundación Empresas Polar, Caracas, Venezuela. Recuperado de: animalesamenazados.provita.org.ve/content/cucaracha-ciega-venezolana Vie, 28/07/2017 - 13:06

Creative Commons Licence

Ilustrador: 

  • Ximenamaria Rausseo