Miguel Lentino

Ha trabajado durante veintisiete años como biólogo en diversas investigaciones y evaluaciones de las comunidades de aves en diferentes regiones del país, principalmente en los ecosistemas boscosos de Guayana y la cordillera de la Costa. Entre 1987-2000, estuvo adscrito a la Sociedad Conservacionista Audubon de Venezuela desarrollando un programa sobre la ecología del flamenco y los humedales costeros, experiencia que llevó a la producción de un libro sobre el estatus de los humedales de Venezuela. Desde 1990 coordinó un programa de monitoreo de aves en el parque nacional Henri Pittier, el cual ha funcionado ininterrumpidamente por veintitrés años. El resultado más notorio de este proyecto ha sido la elaboración del primer Manual de anillado para aves neotropicales; ha participado en los estudios de cambio climático.
Actualmente es director científico de la Fundación William H. Phelps / Colección Ornitológica Phelps, en la que se desarrollan diversas investigaciones sobre la distribución de las aves en Venezuela. Ha participado en numerosas expediciones de colección de aves tanto con investigadores nacionales como extranjeros, entre las que resaltan las expediciones a la Guayana venezolana, a los tepuyes de Auyantepuy, Marawaka, Aracamuni y Guaikinima, así como a la región andina.
La labor de investigación ha estado centrada en las aves, con un resultado de 93 trabajos que comprenden artículos en revistas especializadas y divulgativas, así como numerosos informes sobre problemas ambientales, especialmente en relación con los humedales costeros, además de 48 informes técnicos y 40 presentaciones en congresos nacionales e internacionales. Es el autor de varios libros entre ellos, Venezuela paraíso de aves, Humedales costeros de Venezuela y Birds of Northern South America.
Tiene amplia experiencia en estudios de EIA habiendo participado en 20 proyectos diferentes. La experiencia en el área del Delta se ha centrado en el «Estudio de las aves en la región comprendida entre el Caño La Brea y La Barra de Maturín, estado Sucre», realizado en 1997, y en el año 1999 el «Informe sobre el aprovechamiento sustentable de las aves en el estado Delta Amacuro», ambos trabajos preparados para Ecology & Environment. En 1998 produjo el «Informe sobre las aves de la región de Punta Pescadores, Delta Amacuro», y el «Informe preparado para Amoco y las aves de Pedernales», estudios realizados para Conoco. En la cuenca del Caroní trabajó en el plan maestro del Caroní y en la base sobre las aves de Caruachi, lo cual resultó en la descripción de una nueva especie de ave para la ciencia (Amaurospiza carrizalensis).
Fue el primer presidente de la Unión Venezolana de Ornitólogos, para el período 2006-2010; durante su gestión se realizó en VIII Congreso Internacional de Ornitología Neotropical, en Maturín, y el I Congreso de Ornitología Venezolana, en Barquisimeto.