Musaraña del páramo del Tamá

Musaraña del páramo del Tamá

Nombre científico: 

Cryptotis tamensis

Autoridad taxonómica: 

Phylum: 

Clase: 

Orden: 

Familia: 

Género: 

Categoría: 

Criterio: 

B1ab(iii)+2ab(iii)

Nombres comunes: 

musaraña del páramo del Tamá, Tamá shrew.

Descripción 

Musaraña de tamaño mediano dentro del género Cryptotis (longitud corporal: 86 mm, masa corporal: 13.9 g) (Woodman 2002, Woodman y Péfaur 2008). Se caracteriza por poseer el rostro cónico y alargado, una verruga redonda y pequeña en el borde superior del surco nasolabial, orejas reducidas con las estructuras externas poco desarrolladas, región ventral de los dedos con dos hileras de escamas yuxtapuestas, pelaje denso, largo, de color gris con lustre marrón oscuro, ligeramente más pálido en la región ventral respecto a la región dorsal y cola con escamas pequeñas (Woodman 2002, Woodman y Péfaur 2008). Posee las extremidades cortas y modificadas, y exhibe un patrón corporal típico de animales con hábitos semifosoriales, siendo el olfato el sentido más desarrollado, ya que es empleado para la búsqueda activa de su alimento (Hutterer 1985, Linares 1998). Dada la alta tasa metabólica que las especies de este género exhiben, la búsqueda de alimento ocupa gran parte del tiempo en que sus individuos se mantienen en actividad (Genoud 1988).

Distribución 

En Venezuela es únicamente conocida en el páramo del Tamá (macizo del Tamá), ubicado en el estado Táchira. Sin embargo, su distribución se extiende hasta el departamento de Santander en Colombia. Habita en un intervalo altitudinal que va desde 2385 m hasta los 3300 m, y ocupa diferente tipos de ecosistemas como bosques nublados, bosques lluviosos, subpáramos y páramos (Woodman y Péfaur 2008).

Situación 

Hasta el momento se desconocen aspectos específicos de su biología, tales como la composición de su dieta, su densidad y abundancia poblacional, reproducción, rango hogareño y la susceptibilidad a cambios en la cobertura y composición vegetal de los ecosistemas que habita, aspectos que son importantes para determinar su estado de conservación y posibles amenazas de extinción. Por ahora, solo se sabe que vive en el macizo del Tamá y otras localidades de la cordillera Oriental de Colombia, en ecosistemas montanos por encima de los 2000 m de elevación (Woodman y Péfaur 2008). La mayoría de los ejemplares han sido capturados en selvas nubladas densas, ricas en epifitas y con suelos cubiertos por gruesas capas de musgo, aunque algunos individuos también han sido hallados en zonas con algún nivel de intervención (rastrojos, pastizales y selvas intervenidas) (Osgood 1912, Handley 1976). Las limitadas extensión de presencia (EOO) de 473,24 km2, y área de ocupación (AOO) de 298,78 km2, dan evidencia de la situación En Peligro de esta especie.

Amenazas 

La distribución de Cryptotis tamensis se circunscribe a los ecosistemas parameros y boscosos de tierras altas del macizo de El Tamá en Colombia y Venezuela. Dentro del territorio venezolano esa distribución puede calificarse de ser restringida en extremo pues abarca una superficie estimada en solo 294 km2 aproximadamente. Si bien su área de distribución impone a las poblaciones venezolanas de esta especie un alto nivel de riesgo frente a eventos antrópicos o climáticos extremos, que resulten en la disminución de su hábitat óptimo, especies muy relacionadas con el grupo C. thomasi, ocupan hábitats perturbados, incluyendo áreas agrícolas y cercanas a infraestructuras humanas (Woodman 2008).

Conservación 

Cryptotis tamensis solo se conoce a partir de su descripción original (Woodman 2002), en la que no se hace ninguna descripción acerca de su estado de conservación. La lista de las especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) le asigna la categoría de Preocupación Menor (Woodman 2008). Su propio descriptor justifica esta asignación en función de que aunque esta musaraña posee un área de distribución menor a 20.000 km2, parece ser adaptable a las perturbaciones de su ambiente y no existen evidencias sobre la declinación de sus poblaciones (Woodman 2008). El planteamiento anterior sobre su resistencia a cambios en su hábitat carece de bases que lo soporten, ya que solo se apoya en un par de observaciones aisladas, hechas por los colectores de los ejemplares empleados para la descripción de la especie (Hutterer 1985, Linares 1998), y además porque no existen estudios ecológicos que en efecto demuestren que esta no sea sensible a perturbaciones en su hábitat. Hay que agregar que se considera que la especie podría enfrentar riesgos en un futuro cercano, en vista de la creciente intervención que están experimentando los ecosistemas montanos de los Andes venezolanos, debido al continuo crecimiento de las actividades agrícolas y pecuarias que se desarrollan en la región (Oliveira-Miranda et al. 2010).

Ilustrador: 

Autores: 

Marcial Quiroga-Carmona, Daniel Lew, Franger García y Jaime Péfaur

Cita sugerida: 

Quiroga-Carmona, M., Lew, D., García, F. y Péfaur, J. (2015). Musaraña del páramo del Tamá, Cryptotis tamensis. En: J.P. Rodríguez, A. García-Rawlins y F. Rojas-Suárez (eds.) Libro Rojo de la Fauna Venezolana. Cuarta edición. Provita y Fundación Empresas Polar, Caracas, Venezuela. Recuperado de: animalesamenazados.provita.org.ve/content/musarana-del-paramo-del-tama Jue, 30/03/2017 - 16:50

Creative Commons Licence

Ilustrador: 

  • Pigmalion's Workshop