Sapito rojo del Yapacana

Sapito rojo del Yapacana

Nombre científico: 

Minyobates steyermarki

Autoridad taxonómica: 

Phylum: 

Clase: 

Orden: 

Familia: 

Género: 

Categoría: 

Criterio: 

B2ab(iii)

Nombres comunes: 

sapito rojo del Yapacana, demonic poison frog, Yapacana’s little red frog, Yapacana poison arrow-frog.

Descripción 

Es una ranita de tamaño pequeño (< 19 mm), y los machos son ligeramente más pequeños que las hembras. La piel del dorso es lisa, con una llamativa coloración que va desde rojo oscuro hasta escarlata, con manchas oscuras y claras que pueden formar un patrón de mármol. Los juveniles pueden tener un par de líneas rojas pálidas que se extienden desde el hocico hasta la base de la espalda, y que se pierden a medida que crecen. La cabeza es tan ancha como larga, con el hocico corto y redondeado en la punta. El primer dedo de la mano es más largo que el segundo, y todos los dedos tienen discos; no tienen palmeadura entre ellos. Fue descrita como una especie terrestre, que se encuentra asociada en las zonas cubiertas de musgo cerca de las rocas (Rivero 1971) y en las bromelias terrestres. Su amplexo o brazo nupcial es cefálico (característica que también distingue esta especie del resto de los miembros de la familia); el macho custodia de tres a nueve huevos, y tras eclosionar son colocados en el agua almacenada en las bromelias o las axilas de las hojas hasta que completan su desarrollo. Los machos vocalizan con una secuencia de cantos, bien espaciados, suaves y de corta duración (Myers 1987). La clasificación de Minyobates steyermarki ha sido compleja y cambiante desde su descripción original, y ha sido asignada al género Dendrobates con base en información sobre sus alcaloides en la piel, vocalizaciones y comportamiento. Actualmente, y con base en estudios de secuencias de genes nucleares y mitocondriales, está clasificada como el único miembro del género, linaje que evolucionó independientemente y que se conecta con la raíz del árbol filogenético de la subfamilia Dendrobatinae (Grant et al. 2006).

Distribución 

Minyobates steyermarkii es endémica del Cerro Yapacana, a unos 40 km al noroeste de la confluencia de los ríos Orinoco y Ventuari, en el Amazonas venezolano, a elevaciones entre 600 y 1300 m (La Marca 1992, La Marca y Señaris 2004). El cerro tiene una pequeña meseta en la cumbre de solo diez kilómetros cuadrados, y una zona de pendiente de unos 30 km2 (Huber 1995, Huber et al. 1995).

Situación 

Se presume que era una especie relativamente común al momento de su descripción a fines de los años setenta, pero se desconoce su estatus poblacional actual. Su limitada área de distribución, circunscrita entre los 600 y 1200 m de elevación en las laderas del Cerro Yapacana, está sujeta a intensa y constante explotación minera ilegal desde mitad de los ochenta. Ya en 1995 se consideraba como una especie amenazada (La Marca 1995c) y las evaluaciones internacionales, tanto de la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, como de la Evaluación Global de los Anfibios, coinciden en clasificarla En Peligro Crítico. Debido a que su área de ocupación es de aproximadamente 10 km², todos los individuos se encuentran en una sola población y la extensión de su hábitat forestal en el Cerro Yapacana ha ido disminuyendo en los últimos veinticinco años y sigue decreciendo incesantemente, lo que la expone a permanecer en la categoría En Peligro Crítico.

Amenazas 

La principal amenaza que enfrenta la especie está relacionada con la alarmante y continua devastación de su hábitat debido a la minería ilegal, la cual ha generado deforestación, erosión del suelo y contaminación por mercurio. Los incendios en las sabanas adyacentes también se cuentan entre las amenazas que la afectan. Por otra parte, y a pesar de que las actividades en el Cerro Yapacana están restringidas únicamente a la investigación científica, hay un registro de comercio ilegal en 1999, conformado por 150 ejemplares con destino a Alemania para el estudio de sus toxinas dérmicas y de su comportamiento en cautiverio (Barrio-Amorós 2004a). Su restringida distribución también podría exponerla especialmente a catástrofes naturales como sequías, inundaciones o incendios, y epidemias como la quitridiomicosis cutánea, responsable de la desaparición o declinación de otras poblaciones de anfibios. El interés de los coleccionistas, pese a las restricciones de comercio internacional, podría ser una razón de alerta adicional.

Conservación 

A escala internacional los géneros de la familia Dendrobatidae están incluidos en el Apéndice II del Cites y la Comunidad Europea los integra en su regulación 338/97, instrumentos que tratan de evitar el tráfico internacional de estos llamativos anfibios, algunos de los cuales tienen una gran demanda en el mercado ilegal de mascotas. En Venezuela no se cuenta con medidas específicas para su conservación, sin embargo, parte de su restringida distribución está protegida por la legislación que resguarda al parque nacional Cerro Yapacana. Además del amparo efectivo del hábitat natural de Minyobates steyermarki, eliminando definitivamente la minería ilegal en el estado Amazonas venezolano y de modo particular en las adyacencias del Yapacana, las directrices técnicas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza recomiendan para las especies ubicadas en la categoría En Peligro Crítico desarrollar programas de conservación ex situ, de tal modo que la posibilidad de un proyecto de cría en cautiverio debe ser considerado, a la par de investigaciones sobre la biología y ecología de esta especie poco conocida. Igualmente se sugiere adelantar, a la brevedad, estudios sobre la población remanente en las laderas del Cerro Yapacana y el desarrollo de instrumentos legales específicos que garanticen su conservación.

Ilustrador: 

Autores: 

Josefa Celsa Señaris, Fernando J. M. Rojas-Runjaic y Enrique La Marca

Cita sugerida: 

Señaris, J. C., Rojas-Runjaic, F. J. M. y La Marca, E. (2015). Sapito rojo del Yapacana, Minyobates steyermarki. En: J.P. Rodríguez, A. García-Rawlins y F. Rojas-Suárez (eds.) Libro Rojo de la Fauna Venezolana. Cuarta edición. Provita y Fundación Empresas Polar, Caracas, Venezuela. Recuperado de: animalesamenazados.provita.org.ve/content/sapito-rojo-del-yapacana Vie, 23/06/2017 - 00:57

Creative Commons Licence

Ilustrador: 

  • Ximenamaria Rausseo