Sapito rugoso de Cerro El Sol

Sapito rugoso de Cerro El Sol

Nombre científico: 

Oreophrynella huberi

Autoridad taxonómica: 

Phylum: 

Clase: 

Orden: 

Familia: 

Género: 

Categoría: 

Criterio: 

D2

Nombres comunes: 

sapito rugoso de Cerro El Sol, sapito rugoso de El Sol, sapito tepuyano, El Sol bush toad, tepui bush toad.

Descripción 

Al igual que otros miembros del género Oreophrynella, es conocido por su piel dorsal con tubérculos y gránulos exiguos, aunque sus tamaños, formas y densidad varían de acuerdo a la especie. En el caso de Oreophrynella huberi dichos tubérculos están presentes pero en baja densidad, permitiendo observar amplias superficies de piel arrugada. Es pequeño (menor a 2,6 cm); tiene una coloración dorsal marrón rojiza o rufo naranja, con una línea marrón oscuro y puntos diminutos negros en la región occipital, párpados y flancos. La garganta, pecho y zona ventral son de color marrón rojizo claro, mientras que la parte inferior del vientre es marrón oscuro con tubérculos mínimos más claros. Se caracteriza por poseer dígitos oponibles en las patas, es decir, enfrentados entre sí, de manera que sirven para asirse a las rocas. Una de sus particularidades, que la diferencian de otras especies del género, son sus crestas cefálicas bien desarrolladas además de su coloración dorsal rojiza. La mayoría de las especies del género Oreophrynella son diurnas y terrestres, y habitan en la vegetación herbácea densa de turberas rocosas en ambientes tepuyanos de altamontaña. Se reproducen por desarrollo directo, es decir, carecen de renacuajos (Señaris et al. 1994, Gorzula y Señaris 1999).

Distribución 

Es una especie endémica de Venezuela, solo conocida en la cumbre del Cerro El Sol a 1700 m de altitud, al noreste del Auyantepui, en el estado Bolívar. Todos los sapitos del género Oreophrynella son exclusivos del Escudo Guayanés, siendo la mayoría de las especies endémicas de la cumbre de un solo tepuy, excepto O. nigra, que se encuentra en las cumbres del Kukenán-tepui y el Yuruaní-tepui, y Oreophrynella quelchii del monte Roraima y el cercano Wei-Assipu-tepui de la frontera entre Venezuela, Guyana y Brasil (Diego-Aransay y Gorzula 1987, Señaris et al. 1994, Gorzula y Señaris 1999).

Situación 

El conocimiento sobre esta especie se limita a su descripción original basada en cinco ejemplares, por lo que se desconocen mayores detalles sobre su estatus poblacional. Sin embargo, para 1987, se menciona que muchos individuos fueron identificados por su canto. Con base en su hábitat y elevado grado de endemismo, su distribución se limitaría a 0,6 km2, lo que la convertiría en el vertebrado con la menor distribución de todo el planeta. Varios especialistas concuerdan en incluirlo en la lista de anfibios amenazados debido a su distribución restringida. En el ámbito internacional, tanto en la Evaluación Global de los Anfibios, como en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza se le ha inscrito en la categoría Vulnerable de extinción (IUCN 2014).

Amenazas 

No se conocen con precisión las amenazas potenciales que actualmente o en el futuro podría enfrentar la especie. Si bien O. huberi habita en un área protegida, de difícil acceso y en apariencia en buen estado de conservación, su distribución geográfica es en extremo restringida y la hace muy vulnerable a catástrofes naturales, tales como sequías, inundaciones o incendios naturales, además de las alteraciones climáticas globales. De igual forma, resultaría muy expuesta a epidemias por patógenos, que serían bastante alarmantes y desastrosos para la especie por su dependencia de un hábitat único, reducido, así como por sus posibles comportamientos comunitarios, los cuales podrían facilitar y acelerar la propagación de enfermedades.

Conservación 

No se han tomado medidas específicas para su conservación. Su área de distribución conocida y potencial está protegida por el parque nacional Canaima, y también se encuentra amparada por el decreto Monumentos Naturales «Tepuyes», lo que garantiza la eventual conservación de su hábitat. De igual manera, en vista de que su única localidad conocida es remota y de difícil acceso, ello podría representar una protección adicional a su área de vivienda extremadamente reducida. Se recomienda realizar estudios que abarquen investigación y monitorización de aspectos biológicos y ecológicos de la especie, así como investigaciones que ayuden a determinar con precisión su abundancia, además de una evaluación detallada de amenazas potenciales.

Ilustrador: 

Autores: 

Josefa Celsa Señaris

Cita sugerida: 

Señaris, J. C. (2015). Sapito rugoso de Cerro El Sol, Oreophrynella huberi. En: J.P. Rodríguez, A. García-Rawlins y F. Rojas-Suárez (eds.) Libro Rojo de la Fauna Venezolana. Cuarta edición. Provita y Fundación Empresas Polar, Caracas, Venezuela. Recuperado de: animalesamenazados.provita.org.ve/content/sapito-rugoso-de-cerro-el-sol Dom, 17/06/2018 - 21:41

Creative Commons Licence

Ilustrador: 

  • Pigmalion's Workshop