Sapito rugoso del Roraima

Sapito rugoso del Roraima

Nombre científico: 

Oreophrynella quelchii

Autoridad taxonómica: 

Phylum: 

Clase: 

Orden: 

Familia: 

Género: 

Categoría: 

Criterio: 

D2

Nombres comunes: 

sapito rugoso del Roraima, sapito del Roraima, sapito tepuyano, Roraima bush toad, Roraima tepui toad.

Descripción 

Sapito tepuyano de tamaño pequeño, con una longitud hocico-cloaca hasta de 2,5 cm. Es de color marrón oscuro, casi negro, con tubérculos y protuberancias redondeados tanto grandes como medianos en el dorso de la piel, y más altos y puntiagudos en la región cefálica; los tubérculos medianos aparecen en mayor cantidad y dejan muy poca piel lisa en el fondo. Su vientre es marrón muy oscuro y presenta manchas o marmoteado amarillo. Sus características ecológicas y conductuales son semejantes a las de otros sapitos del género Oreophrynella. Es de actividad diurna, terrestre y se encuentra asociado a las superficies de rocas desnudas, aunque también se le puede observar en los reducidos parches de vegetación en ambientes abiertos de las cumbres tepuyanas. Todos los sapitos rugosos se desplazan lentamente, aferrándose a las piedras, ayudados por sus dedos oponibles y no tienen la capacidad de saltar o nadar. Ante perturbaciones adoptan una postura de «bolita» (se encogen sobre sí mismos) y pueden rodar sobre las rocas. Su piel tuberculada, aunada a su coloración dorsal negra, resulta un camuflaje perfecto en su ambiente natural (Señaris et al. 1994, Kok 2009).

Distribución 

Oreophrynella quelchii es una de las dos especies del género que habita en más de una cima tepuyana. Es conocida en las cumbres del Roraima del estado Bolívar, Venezuela, y en la frontera entre Guyana y Brasil (por lo cual es errado reportarla como endémica de Venezuela); también está presente en el Wei-Assipu-tepui (Kok et al. 2012). Habita entre los 1700 y 2800 m de altitud (MacCulloch et al. 2007). En la base del Roraima se encuentra otra especie relacionada, Oreophrynella macconnelli, la única del género con un patrón no uniforme de coloración: marrón con jaspeado más claro e hileras de puntos amarillentos a cada lado de la espalda (Kok 2009).

Situación 

Aunque se desconoce su estatus poblacional, es una especie bastante común en la cumbre del Cerro Roraima y no se cree que esté inminentemente amenazada en estos momentos. Sin embargo, de acuerdo con el hábitat que ocupa, su distribución potencial máxima no es mayor a los 40 km2 y está fragmentada entre las cimas aisladas del Roraima y del Wei-Assipu-tepui (Kok et al. 2012). A escala mundial, tanto la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, como la Evaluación Global de los Anfibios, la han catalogado en las listas de anfibios amenazados y se le asigna la categoría Vulnerable debido a su restringida distribución.

Amenazas 

Debido a su hábitat restringido, podría exponerse especialmente a catástrofes naturales como sequías, inundaciones e incendios, así como a patógenos virales, bacteriales y epidemias micóticas. La cima del Cerro Roraima es el ambiente altotepuyano más visitado por turistas, por lo cual existe un alto potencial de perturbación y contaminación debido a agentes externos. Entre los impactos del turismo en la zona, se han reportado incendios en la base y laderas, fogatas y uso de madera local para este fin en la cumbre, caminos que se han abierto en desmedro de la vegetación, pisoteo, explotación y traslado de piedras con las que se han construido veredas para los excursionistas, desechos sólidos en la base y cima del tepuy (con énfasis en las ocho áreas de campamento, conocidas como «hoteles»), heces, grafitis, extracción de piedras de cuarzo, destrozo de la vegetación, especies introducidas (en especial de plantas, aun algunas preocupantes por su agresividad, como la mora), e incluso la manipulación de los sapitos rugosos para ser fotografiados por los turistas. También se ha reportado biopiratería de vegetales promisorios y extracción de ejemplares de plantas carnívoras (Heliamphora spp. y Drossera spp.) así como bromelias, orquídeas, mariposas y aves para su tráfico ilegal (Freile y Santander 2005).

Conservación 

Gran parte de su área de distribución actual está amparada mediante el decreto Monumentos Naturales «Tepuyes» y por el parque nacional Canaima. Sin embargo, la extensión y el difícil acceso a estas tierras remotas, hacen susceptible a esta especie de acciones sin control. Se recomienda ampliar los estudios sobre aspectos biológicos y ecológicos de Oreophrynella quelchii, especialmente en cuanto a comportamientos reproductivos y sociales, monitorización de las poblaciones, evaluación de amenazas y, en especial, potenciales impactos del turismo y de las especies introducidas en la cima del Roraima.

Ilustrador: 

Autores: 

Josefa Celsa Señaris y Fernando J. M. Rojas-Runjaic

Cita sugerida: 

Señaris, J. C. y Rojas-Runjaic, F. J. M. (2015). Sapito rugoso del Roraima, Oreophrynella quelchii. En: J.P. Rodríguez, A. García-Rawlins y F. Rojas-Suárez (eds.) Libro Rojo de la Fauna Venezolana. Cuarta edición. Provita y Fundación Empresas Polar, Caracas, Venezuela. Recuperado de: animalesamenazados.provita.org.ve/content/sapito-rugoso-del-roraima Jue, 16/08/2018 - 23:46

Creative Commons Licence

Ilustrador: 

  • Ximenamaria Rausseo